09 agosto 2010

Topografías urbanas y geografías culturales - por Jorge Mele

La ciudad sigue siendo el tema de las cavilaciones de antropólogos, científicos sociales, arquitectos, urbanistas y especialistas ambientales que tratan de interpretar su complejidad diagnosticando estados de situación no siempre abordables desde miradas ortodoxas.
Sin lugar a dudas una multiplicidad de lecturas pueden hacerse hoy de sus condiciones genéricas, preguntándonos que clase de objeto designa hoy la palabra ciudad.Pero mas aún, cual es la clase de preguntas que desde el pensamiento critico pueden plantearse a formaciones históricas sedimentadas de manera informal que arrastran y construyen sus capas con unas lógicas tan indeterminadas como extrañas a los modos de proceder tradicionales de las disciplinas del espacio.

CONTIUNA TRAS EL CLICK EL ARTICULO COMPLETO>>>>>
Articulaciones locales y determinaciones epocales han generado en nuestras ciudades sus caracterización mas tangibles así como en sus virtualidades mas inasibles.Estas , han inducido a transformaciones cuya manifestación sensible se deja percibir en la yuxtaposición de campos de intereses tanto simbólicos como materiales, pero cuya articulación en términos de fragmentos urbanos no son tan claramente delimitables.La condición de campo de tales situaciones, ha difuminado bordes y las otrora barreras urbanas han devenido en topografías constitutivas de los paisajes culturales sensiblemente definidos.Como ya ha sido planteado “un mapa no es el territorio” y menos las acciones que se desarrollan en el.
Es el lugar de sus arquitecturas el de significar los hechos habitativos?.... es el la simplificada noción de función donde radica su pertinencia económica básica? O quizás nos confrontemos a un tipo de fenómenos de alta complejidad cuyos enlaces van generando ciudad en tensión entre manifestaciones programáticamente dirigidas así como con procesos autogenerados cuya independencia de matrices estables de poder plantean diagramas cognitivos diferenciados de los campos cifrados del conocimiento.
Buenos Aires, brinda hoy un conjunto heterogéneo de experiencias inmersivas en las que se intensifican sus vivencias a partir del tramado informacional en el que sus espacios están cualificados.Advertimos una dimensión sistémica relacional y abierta que se nos presenta como información cambiante acerca de acontecimientos de notoria dinamicidad, estas dimensiones nos permiten construir mapas mentales o registros críticos para posibilitar aquella noción fenomenológica de los cuerpos en los espacios.Asi entre flujos de información y materialidades edilicias omnipresentes, nuestra experiencia de la ciudad se va construyendo con una diversidad de saberes incorporados a un conjunto colectivo de acciones que caracterizan nuestro devenir como seres urbanos.
Desde el interior de la naturaleza artificial de la ciudad la construcción de nuestra metrópolis no cesa de mutar y colonizar territorios, los que como unas geografías indeterminadas se constituyen en archipiélagos de situaciones en el que cohabitan varias ciudades,memorias,huellas,rastros y expectativas de futuro.
La distancia entre las palabras y las cosas es amplia,sistemas,estructuras y objetos no cesan de construir redes apropiadas para las mejores calidades de vida, niveles de complejidad potenciales sugieren estrategias analíticas innovadoras, tácticas de intervención inexploradas y audacia intelectual sustraídas a retóricas de la redundancia.


J S Mele

hora en BA