21 marzo 2010

Constelaciones críticas - Taxonomías 2010 - por Jorge Mele


Mapear los recorridos de las investigaciones sobre la arquitectura pero desde los dispositivos proyectuales del presente, sugiere un campo de búsquedas e inclusive provocaciones al “status quo” -por momentos permanente- de una disciplina conminada a autorreproducirse acriticamente sobre la base de patrones estereotipados.
Las tradiciones proyectuales instaladas en diferentes formaciones culturales, pero  virtualizadas como dinámica de la información portátil esta modificando estrategias, técnicas y modelos operativos.
Los criterios de valoración crítica, el perspectivismo histórico y la misma construcción de conocimiento arquitectónico están desplazándose velozmente tras la persecución de su propia consistencia epocal.
Los ecos de los llamados de los arquitectos modernos a que la arquitectura fuera específica de su tiempo histórico interpela una vez más desde los vértigos tecnológicos del presente su propia condición de posibilidad.(mas texto e imágenes en el artículo completo)

Las usinas de pensamiento arquitectónico están construyendo constelaciones cuyas narrativas ya hace años frecuenta blogs, sitios, redes sociales, eventualidades públicas y naturalmente los caminos más tradicionales del periodismo arquitectónico con líneas editoriales que no alcanzan a caracterizar los nuevos fenómenos en su magnitud apropiada.Asistimos con cierto escepticismo-en algunos casos-a las propuestas de Greg Lynn o Emergent.
Ya hemos asimilado los pro-neismos en su momento auspiciados por la revista Quaderns y también la vitalidad con la que una nueva arquitectura latinoamericana reivindica una diferenciada hermenéutica de las modernidades locales.

Nuestros imaginarios han cambiado así como  la manera de estar en el mundo. No es un indicio menor que la forma de nombrar las cosas registre saltos epistemológicos que nos sitúan frente a realidades definidas por una suerte de nuevo y difuso contractualismo social.Marco de borde mas bien indefinido y difuminado desde el cual las finalidades externas de la arquitectura así como las internas se obstruyen, articulan o friccionan generando proliferaciones de sentido cuyas visibilidades nos plantean la crisis generalizada de la inserción de la disciplina en lo real.

El contexto espectacular de las arquitecturas de las burbujas financieras, en franco declinamiento plantea una llamada al orden donde los efectos de agenda para la próxima década son tan problemáticos como complejos.

Como diferenciadas  y sustantivas adjetivaciones, arquitecturas diagrámticas, preformativas, liquidas, o paramétricas han instalado un cierto tipo de debates mas orientados a las cuestiones metodológicas que a sus dimensiones gnoseologicas.

El recuerdo borroneados de las especulaciones de Christopher Jones, Geoffrey Broadbent; Guy Bonsieppe o Christopher Alexander se actualiza desde modalidades investidas de una serie de nuevas racionalidades y un estallido de neos que delinean un paisaje que busca su concepto pero que deriva nomadicamente por una realidad multidimensional. 

-Jorge Mele

hora en BA