17 diciembre 2008

Hacia una “nueva” arquitectura? - por Jorge Mele

La concreción, hace ya unos años, de la terminal marítima de Yokohama de F.O.A.dio por tierra con los aventurados vaticinios sobre su no-factibilidad, en efecto, el pasaje de los diagramas y su renderizado a la construcción definitiva como espacio utilizable puso una vez mas en la historia la evidencia de los modos como las barreras epistemológicas pueden ser superadas.
Ante la disponibilidad financiero-económica y la capacidad de gestión tecnológica de autores, comitencias y empresas, la obra fue posible, dando lugar a una optimista cadena de propuestas basadas en tópicos afines a los allí ensayados.
(mas texto e imagenes en el artículo completo)
------

La concurrencia de la clara incidencia de los medios de reproducción digitales, notoriamente reconfiguraba las estrategias proyectuales obscureciendo convenciones y otros estereotipos profesionales, reevaluando los supuestos programáticos, renovando las consideraciones tecnológicas para refundar aquellos espacios inefables de matriz corbusierana que habían otorgado su mas profundo sentido poético a la épica arquitectura del universo maquinista.
Los espacios así concebidos diagramaban fluidas rutinas de movimientos, intensidades deslocalizadas en constante mutación, basadas en la disolución de un sujeto productor que fluye por los intersticios de una subjetividad impensable.
Esta modalidad diluía prescripciones estables respecto a las tradiciones arquitectónicas asistiendo así a una refundada práctica del acto proyectual.
Una experiencia de extrañamiento generalizada se percibe en estos trabajos, las imágenes de referencia han desaparecido y/o en todo caso se han confundido en multiplicidades cuya denotación recusa lo conocido.
Como formas de una nueva naturaleza artificializada sus articulaciones topográficas oscilan entre los ocultamientos y la contraposición mas contundente.La trilogía vitruviana parece haberse diluido en la imposibilidad de identificar elementos aislables, discernibles y mensurables, tales como por ejemplo una columna.
Limites epiteliales construyen interfases de considerable permeabilidad acercando y separando simultáneamente, pieles artificiales que guardan la marca de su técnica o la habilidad de quien la dispone en funciones tan practicas como espectaculares.
Nos aproximamos a unas nuevas y diferentes formas de síntesis?
Se proyecta sin historia?, sin utilidad aparente?, con formas carentes de belleza, desmaterializando la ciclópea complicidad entre fuerzas tectonicas y delimitaciones?,haciendo estallar “el poema del ángulo recto”?
Estas imágenes parecen querer darnos esas respuestas.

J S Mele

hora en BA